martes, 1 de febrero de 2011

Sexo, muerte y cadaveres. Tres casos.

AVISO: Las siguientes imágenes pueden herir la sensibilidad del lector. Si eres una persona sensible o impresionable, evita leer el resto de esta entrada.
Este hombre se complacía sexualmente introduciendo grandes consoladores en su ano a los cuales imprimía un movimiento de entrada-salida a través de un rudimentario mecanismo que hacia funcionar flexionando las piernas. Murió de un ataque al corazón.
Sexo, muerte y cadaveresMAS TRAS EL SALTO...

Este hombre murió accidentalmente por estrangulamiento mientras practicaba la asfixiofilia o hipoxifilia con una cuerda. Imagen del Atlas de Medicina Legal de T. Watanabe, 1968.Sexo, muerte y cadaveresLa siguiente imagen muestra un cadáver femenino que fue asaltado sexualmente por un necrofilo en una funeraria.necrofilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada